logo

Actualidad Noticias

7 claves para ahorrar en el consumo eléctrico tras la subida del precio de la luz

El aumento del consumo eléctrico por la ola de frío, unido a la subida del precio del megavatio en el mercado mayorista, han disparado el precio de la factura eléctrica. Tras las subidas de la pasada semana y el alza interanual del 35,8%, según los cálculos de Facua, durante los primeros 11 días del año, el precio del mercado mayorista escalará mañana un 2,18% más con respecto al de hoy, manteniéndose así por encima de los 80 euros por megavatio hora (MWh), según el operador Omie.

La subida del precio de la electricidad en el mercado mayorista se debe a “la situación extraordinaria de alta demanda por la ola de frío; la moderada producción de renovables y los precios internacionales del gas”, según explicaba Red Eléctrica en su cuenta de Twitter. Este notable aumento repercute en los hogares acogidos a la tarifa del mercado regulado o Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC). En España hay casi 11 millones de clientes abastecidos por comercializadoras de referencia, que son las que suministran la energía a los consumidores con PVPC. Pero especialmente las más afectadas son las familias más vulnerables y los hogares menos acondicionados para soportar las inclemencias climáticas como la borrasca “Filomena”.

Ante esta situación, UCI (Unión de Créditos Inmobiliarios), entidad especialista en financiación sostenible de la vivienda, ha elaborado una guía con 7 claves para ahorrar en la factura de la electricidad, sin importar la tipología de tarifa contratada, y así ayudar a paliar la cuesta de enero de este 2021.

1. Aprovechar la luz natural

Un consejo muy sencillo pero muy eficaz es sacar el mayor provecho a las horas de luz, manteniendo las cortinas y persianas abiertas. También es aconsejable apagar siempre la luz si no se está utilizando o no es estrictamente necesaria.

2. Bombillas LED

“La tipología de bombillas repercute notablemente en la factura de la luz”, explica la Unión de Créditos Inmobiliarios. Apostar por las de LED en lugar de incandescentes supone un ahorro de más del 80%. Además, duran mucho más: de media 9 años, frente al año y medio de las bombillas tradicionales. Las bombillas LED también son más eficientes y suponen un mayor ahorro que las de tipo halógenas o de bajo consumo. Otro truco para ahorrar es reducir el número de bombillas por estancias. Por ejemplo, se pueden eliminar algunas de estas bombillas o, en lugar de dos, utilizar una sola pero más potente, que consume menos.

3. Ahorro dispositivos electrónicos

“Cargar la batería al completo y en modo avión, no dejar los aparatos eléctricos en modo ‘standby ‘para reducir así un 10% al año en la factura o sustituir pantallas normales por LCD para ahorrar hasta un 37% de energía son algunos trucos de ahorro en el uso de dispositivos electrónicos”, explican desde UCI.

4. Potencia real vs contratada

“Normalmente la potencia eléctrica contratada es mayor a la necesidad real de consumo de un hogar, pagando un coste superior al que realmente se necesita”, subraya la Unión de Créditos Inmobiliarios. Por ello, es recomendable revisar. La forma de hacerlo es sumando el gasto de todos los aparatos eléctricos del hogar y a partir de esta suma contratar la potencia necesaria.

La calefacción eléctrica tira mucho de la luz y necesita entre 1.000 – 2.000W de potencia, aunque si es calefacción de bajo consumo, baja a 400-800W. El horno, la lavadora y el lavavajillas son los electrodomésticos que más potencia necesitan, con 1.200–2.200W, 1.500W y 2.200W, respectivamente.

5. Tarifa de discriminación horaria

Todos los hogares, tanto con tarifa PVPC como mercado libre, pueden disfrutar de las ventajas de la discriminación horaria. Se trata de concentrar una gran parte del consumo eléctrico (al menos el 30%) en una franja horaria que va de las 22:00h hasta las 12:00h todo el año y desde las 23:00h a las 13:00h en verano y evitar las horas normalmente más caras (14:00-17:00h y 21:00-22:00h). En los hogares con tarifa PVPC, es mejor concentrar el consumo eléctrico el fin de semana, que suele ser más económico.

6. Calefacciones eléctricas

Aunque suene lógico, cuantos más grados, más gasto. Por cada grado menos se ahorra entre un 7-11% de la energía. Según expone UCI, la temperatura ideal está en torno a los 19-21 grados y se recomienda no sobrepasar los 16º por la noche. Otras vías para ahorrar son usar termostatos automáticos de regulación de temperatura, vestir en casa con ropa acorde al invierno y no tener encendidos los radiadores de estancias que no se utilicen habitualmente.

7. Uso de los electrodomésticos

Estos aparatos suponen un importante gasto en la factura eléctrica y con pequeños trucos se puede reducir esta cuantía:

  • El horno es uno de los electrodomésticos que más consume, por lo que si quiere ahorrar, es aconsejable no abusar de su uso. Al utilizarlo, procure no abrirlo varias veces porque pierde temperatura y gasta más.
  • Aproveche calor residual de la vitrocerámica y el fuego, apagándolo unos minutos antes de que la comida esté lista.
  • Evite abrir y cerrar el frigorífico con mucha frecuencia y mantenerlo en una temperatura de 5º para refrigeración y -18º para congelación.
  • Poner la lavadora a una temperatura entre 40-60º implica un ahorro del 40%.

Consulta la noticia original AQUI

© 2021 - Sernutec - Servicios y Nuevas Tecnologías